lunes, 27 de abril de 2009

Se profundiza la revolución regional

Ecuador fue a las urnas ante una elección de jefe de estado, y el pueblo acompañó la política oficial elegiendo al actual presidente Rafael Correa por más de un 50% de votos.

Del '96 al '06 pasaron siete presidentes por el país, no logrando acabar ninguno con su mandato. Al fin, parece haber entendido el pueblo hermano ecuatoriano, que el consenso popular es la clave de toda revolución nacional.

El año pasado se aprobó la reforma constitucional, la que Correa llevará a cabo mediante el dictado de leyes fundamentales que aseguren la salud, la eduación y la igualdad del pueblo. No obstante, el proceso de cambio de Correa se ve constantemente repudiado por los sectores más altos de la sociedad, obstinados en no ceder parte de la torta obtenida en la injusta historia de Ecuador, los que representan a la mayoría en determinadas ciudades de las más "importantes" del país.

En razón de ello, es clave que el gobierno obtenga una mayoría en el Congreso, de modo tal, que no deberá negociar sus medidas con las minorías desestabilizadoras que condenaron a la inequidad durante años al pueblo ecuatoriano. La oposición, cipaya de los medios, lejos está de proponer un país más plural e igualitario. Alega fraude y prácticas inconstitucionales por parte de Correa en los comicios, y en su mandato en general. Cualquier semejanza a la realidad argentina, es pura coincidencia.

2 comentarios:

  1. es verdad, pero acá viene dificil la cosa, hay muchos que después de la reactivación quieren cerrar las puertas.

    saludos y gracias por pasar por el blog

    ResponderEliminar