jueves, 30 de julio de 2009

YO NO QUIERO SER UN CIUDADANO

Que bronca me dan estos hijos de puta. Cuando Nestor avisaba que la gestión de Cristina se veía plebiscitada tenía razón. El gobierno está haciendo agua en todos lados viejo. No me la banco, nos ganaron, nos rompieron el culo, hay que reconocerlo. Pero no soy un llorón. No atribuyo la derrota a los Kirchner, ni a Clarín. Se la adjudico al modelo de sociedad que se construyó con 30 años de neoliberalismo: De Narváez, agradecele a los milicos, a los yankis, y al hijo de puta de Menem. Sin ellos el país era impenetrable, no habia imperio que nos derrotara.

Solo el maldito neoliberalismo, y los malditos valores de mercado que nos ha hecho manejar pudo rediseñar un pueblo hasta convertirlo en sociedad. Somos consumidores, no ciudadanos. Preferimos un shopping a una escuela, una TV a un libro, una remera de marca a una bandera política. No reniego de esto, soy parte de este modelo social. Uno no puede abstraerse del sistema, por más militante e idealista que se crea. Las pautas están impuestas, y al día de hoy parecen insustituibles.

Hoy no hagamos más alarde de lo peronistas que somos, ni de lo progre, ni de lo trosco, ni de tres carajos para ver quien tiene más huevos a la hora de hacer una revolución. Cada vez somos menos, y encima nos fragmentamos. La gente nos mira con desprecio. Un amigo creé que los peronistas son “negros que cagan en la calle en los actos” y en su vida abrió un libro de historia. No lo juzgo, es un reflejo del modelo de ciudadano que el establishment ha construido. Un ser individual y apático a quien llenarle el bocho de boludeces, y hacerlo creer que “piensa”, que “es educado”, y que su voto vale más que el del morocho que vio cagando atrás de un árbol.

Él creé que sabe más de política que muchos. Vota a conciencia. No vota quilombo, no vota conflicto, no vota palabras raras, no vota modelos, no vota ideales, ni nada que se le parezca. Vota forma, vota modales, vota propagandas, vota tolerancia, respeto, y toda la estupidez liberal que le come el bocho a diario bombardeándolo en todo lugar y tiempo, por más que a él “no le interese”.

No votan modelos, ni discursos, ni historia, simplemente porque no la saben. No la conocen, ni tienen la intención de hacerlo. Tampoco cuestionan. Nadie se vuelca a la historia sin antes sentir dudas, vacíos. Es la cultura del “fast food”, que tiene su correlato en el “fast thinking”. No se detenga a pensar, consuma, consuma, y consuma.

No por nada un padre demagogo reformo el código penal y llenó una plaza de tipos que pedían mano dura. No por nada una burguesa frívola que gasta millones de dólares en Miami reflotó el debate de la pena de muerte. No por nada una vieja aristócrata es diva a pesar de reivindicar cuanto golpe de estado exista. Todo esto pasa en un país inculto y pelotudo, que comprende una sociedad más preocupada por que no le corten la calle que por la corrupción policial de la fuerza que se lo impide. No se escucha al que sabe. Wanda Nara puede reformar la constitución con algo de apoyo mediático, que a nadie le va a mover un pelo. Es más, hasta se encargarán de demonizar a los intelectuales que se opongan a tal mamarracho.

Por eso ganan las elecciones estos hijos de puta. Sino era el colorado narco, con tal de bajar al tirano pudo haber sido Videla el elegido. No importa, la gente olvida rápido. No se si será la costumbre o la resignación, que ya no combato al clase media que con Kirchner cambió el coche, se fue de vacaciones y mejoró su sueldo. Lo grave es el pobre, que salió de la pobreza y ha olvidado lo que es vivir en ella. El obrero que le jugó en contra a su propio futuro, el docente que dinamitó su progreso económico, el jubilado que de no ser por Kirchner hubiese estado excluido, y los millones que combatieron sus propios intereses operando como fichitas de un tablero diagramado y manejado por el poder corporativo.

Oigan, no es un manifiesto oficalista esto. He criticado muchísimo en privado a este gobierno, aunque jamás lo haya publicado en el blog. Sólo digo que hay que superarlo compañeros. Pero sino cambiamos nos hundimos con él. Asumamos que nos vencieron, y que vienen por todo. Como hablábamos el otro día en una asamblea, no apelemos más al “peronismo vs. gorilas” por más que nos encante. Mostrémosle a la gente que hay otro debate más profundo, “nacionalistas vs. vendepatrias”. Pongámonos a esa gente de nuestro lado, utilicemos los métodos que más nos convienen. Laburemos a largo plazo, sin pensar tanto en 2011.

Hay que recuperar la representación política. No concibo que un “guevarista” vote a De Narvaez porque le gustó Macri. O es un pelotudo, o es un forro, pero de cualquier modo, no es guevarista. Saquemos la venda de esta sociedad, y enseñémosle quienes son de derecha, y a quienes representan. Expliquemos por qué no hablan de modelos, y solo hacen hincapié en las formas. Esto confunde, se han robado el discurso progresista. El obrero apoya al “campo”, el jubilado creé que el narco es “un tipo común”. Tenemos que nuclear a esta sociedad. Desfragmentarla es el último paso. El primero es recordarle donde está. Viajan en bondi, en tren, viven en el conurbano, laburan en relación de dependencia o son pequeños comerciantes. No están lejos de los excluidos ni cerca de los poderosos. Todos ellos tienen que estar de nuestro lado.

Mientras tanto, vinieron por todo. El gobierno cede por todos lados. Nadie sabía que carajo eran las retenciones, el INDEC, la mayoría parlamentaria, el consejo de la magistratura, la UIA, los superpoderes; pero todos tienen un vector común: desgastar a este gobierno. Pegarle, bajarlo. Y en paralelo tenemos un SMVM record, paritarias, movilidad jubilatoria, y todos los avances que a nadie le importan tanto como lo frágil que está el kirchnerismo y lo decidida que está “la república” a recuperar el terreno perdido.

Perdimos loco. Empecemos a combatir, pero amoldándonos a la sociedad que tenemos. Por más que no nos guste, somos cada vez más bichos raros. Si no hay que tocar la marchita, no la toquemos, nosotros siempre distinguiremos entre un candidato nacional y popular y un cipayo vendepatria. Prescindamos de todo lo que al “ciudadano común” ahuyente. De otro modo, nos hundimos todos. Se los digo como joven, puedo estar confundido, pero sospecho la que se nos viene sino renovamos las ideas.
Sin más, gracias por leer

7 comentarios:

  1. cumpa es correcto enojarse, lo que pasó es responsabilidad nuestra. Habrá que levantarse, no le vamos a dejar el país a ellos. Fijese que la oligarquía ni siquiera puede hacer lo que hacía antes. Van a pasar unos años más, pero las cosas van para el cambio. A mi también me da miedo no llegar a verlo. Pero creo que el gobierno populista con derechos humanos va a sentar un precedente. En fin, era eso.

    ResponderEliminar
  2. Perdimos una batalla, compañero. La guerra es larga. Metámonos en las vetas, como el agua. Cuando hablás de asamblea, supongo te referís a Once, ya que recuerdo ese comentario ahí. Estuvo espectacular.
    Un abrazo
    \P/

    ResponderEliminar
  3. comparto a aguas partidas lo que en el post señalas .. pero, en especial los modelos de formacion de sujetos. Hoy, mientras cenaba con mi viejo, yo le comentaba, que me irritaba esa mania casi ya instalada de no tener ojo critico ante ninguna aseveracion que venga en letras de molde, en tele o este en "youtube", comer lo ya masticado es mas simple .. deja "mas tiempo libre" ... mas tiempo libre para consumir claro esta. No me resigno, yo quiero otro mundo, otro pais, si alla por 2004 comence a simpatizar con el gobierno, ahora, tengo tatuada la camiseta, porque vienen por todo, ud lo ha dicho, pero digo ¿no tienen ya suficiente? no, para ellos jamas es suficiente. Siento culpa por sentirme diferente, por sentir desprecio hacia mis semejantes, que estupidizados son complices culpables de aquello que supuestamente dicen defender....
    las doctrinas han cambiado, y los movimientos populares tambien, pero, rescato de tu post, la idea central: no nos fragmentemos, sumemos a todos aquellos que aunque con modales diferentes, caminen en nuestra misma direccion.

    Siento lastima, odio, resentimiento por aquellos "consumidores politicos" .. ya descreidos de todo, menos del cuento que les hace descreer de la politica. Cuando escucho a un tachero decir "y que queres son todos ladrones" .. imagino todas las formas de asesinarlo usando solo el dedo pulgar .... pero se que los necesito, los necesitamos porque si algo nos sirve de consuelo, es que como compran un "Candidato" o una palabra que resume gestiones enteras como "soberbia" .. se que estan en una condicion intelectual de creerse que pepe grillo domina el mundo desde pluton, y que mich puede ser su propio presidente. LA GUERRA ESTA PARA NOSOTROS EN APROPIARNOS DE LAS "VIAS DE DIFUSION" para poder difundir nuestra verdad, a fin de cuentas, no son mas que ganado, los arrea el pastor que grite mas fuerte ...

    ahora mas que nunca, tenemos que salir a vender nuestra verdad ... obviamente necesitamos una ayudita .... pero, mejor morir de pie no?

    ResponderEliminar
  4. Ya mismo te agrego, muy bueno tu blog.
    En esta pagina estan los codigos:

    http://movimientoporelviaje.googlepages.com/codigomacri.txt

    Si queres agrandarlo o achicarlo tenes que cambiar el numerito de width y height proporcionalmente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. hay que profundizar la gestión y llenarla de protagonismo popular, un abrazo cumpa.

    ResponderEliminar
  6. Coincido en general y con los comentarios también.

    Lamentablemente el gobierno perdió por cosas que hizo mal, pero también por odio y ese odio viene por el lado de muchas cosas que hizo bien. Y decir "hizo mal" me parece incluso atrevido. ¿No se hizo lo suficiente en redistribuír? es probable, ¿es fácil hacerlo? no parece, entonces, ¿se hizo lo que se pudo hacer? seguramente. Creo que hay una enorme voluntad de mejorar la condición de los que están afuera, pero afortunadamente hoy algunos podemos pensar en cómo incluír a los que están afuera y no en cómo incluírnos a nosotros mismos. Y no es consuelo, pero es un indicador de que el camino es adecuado. Venimos de un país absolutamente quebrado, en el que la gente vivía de los bonos de La Bernalesa y de Lecops. Nos olvidamos demasiado rápido de la historia, y nos pide que nos olvidemos, que miremos para adelante y hacemos caso. Por eso la repetimos.

    Ojalá sea un mal trago, igual tengo mas esperanzas en general, creo que está todo muy revuelto y que con buen pulso el gobierno puede cambiar la historieta y demostrar cuál es la diferencia entre hacer y el discurso noventero de la revolución productiva y el primer mundo.

    ResponderEliminar
  7. juliant_cipo25@hotmail.com2 de agosto de 2009, 21:47

    la verdad q muy buena tu reflexion, esta sociedad se ve afectada por todo lo mediatico, pero me da gusto q haya gente como vos q muestre (o intente hacerlo)la realidad de las cosas......me gusto mucho tu blog...como miembro de la juventud peronista cipoleña te digo que hay gente nueva q esta tratando de hacer bien las cosas con gente honesta y con ganas de mejorar

    ResponderEliminar