jueves, 28 de octubre de 2010

LA MAQUINA DE CONSTRUIR


Todavía me acuerdo, aunque apenas tenía 16 años y una virgen actividad política, como fue el día en que asumiste. Maravilloso, no sólo por lo que representa la asunción de un presidente, porque en todos los rincones de la Argentina se respiraba un aire distinto, se gestaba un lazo entre el hombre argentino y la política que había sido anulado después del año ’55, y después de ese lapso de esperanza que supo despertar el gobierno de Alfonsín.

En casa todos te mirábamos, y si bien las cosas no venían constantes ni predecibles, confiábamos en que vos ibas a ser diferente a los demás, era momento de cambiar un poco la lectura de país que veníamos atravesando. Un apellido extraño, un hombre sin una estética fashion para esta sociedad volcada a los valores de consumo, sin hablar en inglés ni prometer una alianza con los países en serio, asumía la función de transformar la Argentina..

Jamás voy a olvidarme de la patada en el culo que le metiste a Bush y su ALCA. Imposible olvidar el adiós al FMI, o la orden que le diste a aquel soldado de bajar el cuadro de genocidas. Las madres, las abuelas, todas ellas empezaron a sentir por fin que las cosas cambiaban en la Argentina. Lo mismo sentimos todos con la renovación de la Corte Suprema, y la consecuente nulidad de los indultos de la impunidad y la apertura de los juicios de DDHH en todo el territorio nacional.

El único índice que subía era el del PBI, mientras que los de la pobreza, los del riesgo país, los de la desocupación, que eran los que tanto nos dolían antes de conocerte, se desplomaban por el piso a una velocidad desconocida para todos nosotros. No me quiero olvidar en este breve e injusto repaso de la región, de la relación con los mejores pueblos del mundo: los que son como uno. Con vos nos enamoramos de todos los países de latinoamérica, y empezamos a ser la envidia d el resto del mundo. En lugar de aliarnos con los que hacen guerras, saquean recursos, y aplican recetas macroeconómicas desfavorables para los pueblos, nosotros nos abrazamos con los morenos de la región.

Los jubilados, los docentes, los niños, los universitarios, los industriales, los sindicatos, los empresarios, los trabajadores, los discriminados, los extranjeros, los del campo, ¿Quién puede decir que no te debe respeto Nestor? ¿Quién puede no agradecerte hermano? Te critican por fanático Nestor, no por timorato ni cagón, ni por indeciso, sino por fundamentalista de tu modelo.

Nos enseñaste de todo Nestor, incluso, que había una maquina de impedir dispuesta a todo. Aprendimos que el peronismo no estaba muerto, y que la palabra política tenía un concepto más profundo que la banalidad con la que nos la presentaban Nos mostraste que hay un periodismo mezquino, traidor, y capaz de destruir la Argentina con tal de no dejar avanzar tus ideas.

Estoy partido al medio hermano, nos enseñaste muchísimo, aunque hay algo que no se si aprendimos Nestor: a vivir solos, sin vos.


Gracias por todo Nestor Kirchner, y muchísima fuerza Sra. Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.


2 comentarios:

  1. GRACIAS NÉSTOR.GRACIAS POR NO OLVIDARTE DE NOSOTROS LOS HUMILDES.NUNCA TE OLVIDAREMOS

    ResponderEliminar
  2. Yo lo conocí a Nestor el 24 de marzo del 2004, cuando fui con mi viejo a la ESMA...

    Escucharlo hablando al lado de Juan Cabandié, Gieco, Serrat, Victor Heredia, Hebe, Estela y millones de hijos anónimos, no hizo mas que generar mi simpatía...

    ¿Que mas se puede pedir a un Presidente que les dio justicia a aquellos que fueron ignorados, ultrajados, demonizados en décadas pasadas?

    Luego, volví a conocer al Kirchnerismo cuando le pagó de un saque, junto con Lula, al puto FMI, que hoy nos estaría macroeconómicamente apretando las bolas... Se reeditaría luego con un pago durante el gobierno de Cristina con resrevas, las cuales están en un nivel histórico...

    ¿Qué acaso gobiernan para el corto plazo?

    Lo terminé de conocer con las medidas mas progresistas que vieron la luz durante su gobierno y el actual, Ley de Medios, la 125, AUH, jubilación universal, matrimonio igualitario, paritarias, el proyecto de reparto de ganancias, la AFIP como efectivo órgano recaudador, incremento en las inversiones, netbooks para los pibes, paulatina recuperación de las empresas nacionales, etc...

    ¿Sólo se llevan la guita?

    Sin dudas, lo primero que pensé al enterarme de la noticia, lo primero que se me pasó por la cabeza, es que hubiera sido de nosotros sin NK y que va a ser de nosotros sin él... Sentí un poco de miedo, temí porque se destartale el modelo en manos de la burocracia sindical y los caudillos peronistas...

    Pero después vi los jóvenes como yo, como vos, que quieren democracia, que quieren que se siga profundizando el modelo, que no quieren volver para atrás... que te quede claro, que va a ser muy difícil ganarle a la Plaza si quieren torcernos el rumbo...

    Kirchner es nuestro Perón y eso es lo que nos tiene que movilizar a luchar por sus convicciones en armonía con las nuestras...

    ResponderEliminar